DESTINO CHILE

MI PRIMER DESTINO DEL 2018 ES CHILE, YO ME DIVERTÍ, CONOCÍ Y COMÍ MUCHO, ESPERO QUE LES SIRVA ESTE RESUMEN GASTRONÓMICO Y PUEDAN SEGUIR VIAJANDO CONMIGO!

ⓈⒶⓃⓉⒾⒶⒼⓄ DE DÍA

•MERCADO DE LA VEGA:

Este es el Mercado más grande donde se comercializan frutas y verduras provenientes de diferentes regiones de Chile. Es un mercado enorme, en el que hay de todo y si bien capaz que no compras nada, por el hecho de estar de paso vale la pena ir, para conocer todas las variedades de frutas y verduras que existen en este país, ver especias que no encontrarás en Uruguay y probar algo de comida, por ejemplo un clásico que seguramente vas a ver tomando a todos,  es el mote con huesillo ( jugo de durazno y un grano especial). Es muy rico y un obligado de probar en Chile.

•MERCADO CENTRAL:

Acá almorzamos en Donde Augusto ( http://www.dondeaugusto.cl), este mercado queda a unas tres o cuatro cuadras del De la Vega y vimos sobre todo pescados y restaurantes. Si te gusta el pescado o te interesa la pesca tenés que ir por que es un espectáculo, sino directo a comer. Al que nosotras fuimos es el clásico y más grande de este lugar, te impresiona por el tamaño y ves a su dueño sentado en una banqueta alta invitando a todos los clientes a pasar a conocerlo, estuvimos charlando con él y nos contó algunos secretos de su exitoso lugar. Para destacar: comimos unas machas a la parmesana que estaba muy ricas.
Como pique esta bueno saber que a tres cuadras esta la catedral y el correo, que son dos lugares de interés turísticos.

•COMIDA CALLEJERA EN SANTIAGO:

Como ya mencionamos, el mote con huesillo es una bebida que es clásica y vamos a ver constantemente a personas en la calle tomando esto. Por otro lado la sopaipilla, es una especie de torta frita, aunque a diferencia de esta  contiene puré de zapallo en su masa, además de que se frita en aceite y no en grasa.  Y se le agregan diferentes tipos de salsas.

•BARRIO ITALIA:

Barrio Italia (recomiendo visitarlo de lunes a sábado ya que vas a encontrar más lugares abiertos), nosotras fuimos un domingo y encontramos muchas cosas cerradas, si bien queda en el medio de la ciudad, se encuentra mucha tranquilidad acá; la edificación es más bien bajas y coloridas. Me hace acordar mucho a Palermo en Buenos Aires. Van a ver muchas galerías y adentro de ellas barcitos chiquitos y cafeterías, yo comí en un clásico italiano del barrio que no falla – Capperi- tiene para sentarse afuera y adentro, los ravioles de jaiba y los de frutos del mar son imperdibles, con detalles como que la pasta tiene forma de pescado.

ⓈⒶⓃⓉⒾⒶⒼⓄ DE TARDE

 •licuados de frutas en una azotea:

Tomarse un trago en una terraza ya es una tendencia a nivel mundial , y en chile no podemos ser menos, estuvimos en Luciano K Hotel, es un hotel antiguo pero con toques modernos. La vista a el cerro Santa Lucia exige una foto. Tomamos un trago con mango deli.

•HELADO: este dato es una bomba! Ya que Emporio de la Rosa es una de las 25 mejores heladerías del mundo y se destaca por sus sabores DIFERENTES, lo bueno es que la podes encontrar hasta en los shopping! Pruben el sabor rosa que es la estrella (http://www.emporiolarosa.com)

•LA FÊTE: de las mejores chocolaterías que fui, además de encontrar miles de variedades de chocolate, galletas y bombones, dependiendo de la estación pueden encontrar joyas como helados artesanales (que son como una mousse helada) o chocolate caliente, y todooo viene con un packaging que te enamorás. (https://www.lafetechocolat.com)

•PARA TOMAR UN CAFÉ: el barrio Italia es la mejor opción, vas a encontrar café rico y mucho artelatte. Yo fui a Candelaria, por lo general a los cafés los encontrás adentro de galerías.

ⓈⒶⓃⓉⒾⒶⒼⓄ DE noche

• tiramisú:

Ya por el nombre sabía cual iba a ser mi postre, que por cierto fue unos de los más ricos que comí en mi vida, pero además de esto hacen unas pizzas bien finitas de diferentes sabores, mi preferido fue la de camarones. El lugar tiene sectores con distinta ambientación pero siempre se ve mucha madera. como dato esta bueno saber que este lugar esta muy cerca del Hotel  W, donde estuvo por 8 años Osaka, el lugar más rico para comer sushi de todo Chile de la mano del reconocido chef Ciro Watanabe. Ahora se encuentra en el Hotel Noi. 

Liguria:

Este es un bar clásico, con comidas mas bien de carnes y cerdo que se caracteriza también por sus tragos. Es un lugar enorme donde vas a encontrar muchos cuadros y chapas en las paredes, en el menú tienen mezclado varias frases que están muy entretenidas de leer, yo me pedí el asado cocido 4 horas que fue un placer de comer, tomamos un vino espectacular y como broche de oro mi amiga me regalo el libro de ellos, donde cuenta su historia y sus recetas mas emblemáticas.

Peluquería francesa:

De este lugar quede más que enamorada, siguiendo la tendencia mundial este es un bar Speakeasy, donde se ingresa por una peluquería de época (la segunda más antigua del mundo) para pasar al restaurante, donde hay por lo menos 6 salones enormes, cada uno con un rincón diferente para mirar. Las antigüedades y la variedad de objetos te atrapan y te mantienen constantemente entretenido. Nosotras tuvimos la suerte de que la moza muy amablemente nos hizo el recorrido de todo el lugar, y pudimos conocer sectores del restaurante, que si no le pedíamos no habríamos conocido, como por ejemplo el almacén que hasta hace un par de años lo tenían abierto para el público.  Tienen un Sommelier francés que sabe recomendar muy bien los vinos. Para destacar: el atún criollo y las espinacas a la parmesana. Si están de noche por esta ciudad recomiendo mucho que vayan! (https://www.boulevardlavaud.cl)
Una buena recomendación que nos habían dado pero por una cuestión de tiempo no llegamos a ir es Paumayen Ancestral Food …. en varios pasos podes descubrir ingredientes muy típicos de Chile.

 

ⓈⒶⓃⓉⒾⒶⒼⓄ DE BRUNCH

mastica botÁnica:

Este es EL lugar para ir a comer brunch, fuimos para ahí a encontrarnos con una bloggera foodie chilena, y si no era por ella no llegábamos, ya que es una casa que no tiene cartel y esta en una zona céntrica pero muy tranquila. La casa tiene muucho verde y flores que ya desde la entrada te reciben, adentro entre el empapelado y las flores te hacen sentir en un oasis dentro de la ciudad. La comida también combina con todo esto ya que en el emplatado hay muchas flores y productos naturales que ellos mismos sacan de su huerta. Nos atendió el dueño y nos explicó cada plato y de donde provenían. Ellos justifican su espectacular desayuno explicando que es la comida más importante del día, y por eso nos lo tomamos muy en serio: probamos todos los platos y a cual más rico, ame “la caja de la abuela” un plato con variedades dulces presentado en la conocida lata de chapa, las galletitas caseras calentitas adentro, un manjar. Tomamos un café con leche de almendras muy muy rico
Otra opción buena para ir por un brunch pero que no fuimos por cuestión de tiempo es Quinoa

ⓩⓐⓟⓐⓛⓛⓐⓡ

Zapallar es un balneario dentro de la región de Valparaiso. Es un lugar distinguido por sus grandes y hermosas casas, el clima tiene de particular que hasta las 15:00 la mayoría de los días no sale el sol, y luego este se oculta a las 21:30. Por lo cual tiene la ventaja de que los días son muy largos, pero los restaurantes cierran entre las 22 y 24.  Al lado esta Cachagua otro blaneario muy parecido, en este tienen que ir a la playa Las Cubas, que es como si fuera una playa del caribe, con arena blanca pero con el agua fría.
Para almorzar o cenar en zapallar esta el clásico Chiringuito, parador que esta sobre la playa, y que ya se convirtió en un icono. Lo mejor es reservar porque se llena siempre, nosotras fuimos sin reserva y esperamos 20 minutos aproximadamente pero tomando un trago y con esa vista a el mar el tiempo pasa volando.
Como estrella  fue la jardinera de mariscos, que es como una cazuela con todos los mariscos habidos y por haber, con el plus de que puede servirse gratinada. Un postre que hay probar si o si en un viaje a chile, es la torta tres leches, la de acá vale la pena

 

EL YECO:

Llegamos a este lugar porque era a una cuadra de nuestro hotel y cada vez que pasábamos ponderábamos el color y tamaño de la santa Rita que estaba sobre su frente contrastando con el azul intenso de las paredes. Tiene una carta variada que va desde pizzas, tablas de mariscos y carnes; nosotros probamos varios de ellos pero nada como el pastel de jaiba, la carne de este cangrejo estaba sazonada perfecta y combinaba perfecto con el gratinado y encima tenia papas pay caseras, era de morirse, tan así que le preguntamos al cocinero como hacerlo.

 

•principal:

A este lugar teníamos siempre  ganas de ir por que todo lo de su menú nos tentaba, pero cierra a las 22 y nunca llegábamos, entonces fuimos para almorzar y nos llevamos una muy buena impresión, ya que los platos eran todos super gustosos y caseros, todo lo cocinan en un horno de barro. Pero nada como las empanas de queso y camarones! Eran un espectáculo, algo tan sencillo pero cocinando de una manera que las hacia especiales y diferentes. El pastel de choclo, un icono de este país, también fue el lugar que lo encontramos mejor preparado.

 

Para comer un rico brunch fuimos a Pesebrera, un café a la entrada de Cachagua, todo de madera y muy lindo decorado, con muchos libros de cocina que antes de pedir ojeamos porque eran muy interesantes. los jugos son todos naturales y combinados, y tienen muchas opciones para llevarse y regalar como té o galletas especiales. También venden helados artesanales.
Acá también fuimos a cenar a una clásica pizzería, moderna en su decoración y siempre se vuelve una buena opción para cuando queres salir del pescado.

Si tenés auto siempre esta bueno tomar la “ruta del mar” e ir parando y recorriendo cada balneario y en en este camino ir parando en restaurantes, nosotros llegamos hasta viña del mar. Si quieren comida clásico chilena recomiendo El caballo de palo. En esta camino no esperemos cruzarnos con algún viñedo ya que están para el otro lado.
De camino a Santiago pasamos por Isla negra, otro parada indiscutible en este recorrido. Acá encontramos la casa de Neruda, hoy en día museo que a parte de ser muy interesante tiene un excelente restaurante, donde comimos espectacular. Como sabemos, Neruda le dedico varias odas a la comida las cuales muchas están escritas en el menú, y un clásico de este escritor es la oda al caldillo de congrio, plato que esta en la carta y que hay que probarlo pero, antes leer cómo el describe que lo hace por que solo con eso se te hace agua la boca. Comimos también una original hamburguesa de algas. La dueña de este restaurante se llama Ingrid Weinrich y es considerada la primer cocinera mujer de chile. Acá venden un libro donde ella cuenta la historia de su vida, me lo regalaron y es muy lindo!

 

Y la ultima parada fue en un pueblito  llamado Pomaire  donde se dedican a hacer artesanías en barro, vale la pena pasar por tres cosas: la primera las artesanías espectaculares que hay, la segunda los precios de la vajilla y la tercera la comida. Acá van a poder ver comida muy chilena, las empanadas de un kilo y el pastel de choclo en todas sus versiones. Ya que estábamos ahí aprovechamos e hicimos una mini clase de cerámica que ademas de vivir la experiencia nos llevamos una olla hecha por nosotras.

BODEGAS:

Fui a dos viña Casa Marin y Casas del bosque…. la verdad que la primera que recorrimos llegamos en la tarde, era una bodega familiar, que al ser chica no tenía mucho para ver y la guía fue muy corta en su explicación, y no fue barata, por lo cual aprendí que a la hora de recorrer y elegir una tiene que ser grande.
La segunda que fuimos era muy linda, con un muy buen merchandising; nosotros hicimos la visita con degustación y valió la pena, el recorrido demoro aproximadamente una hora, el guía explicó muy bien. Hay dos restaurantes para ir, uno en el mirador con una propuesta de 6 pasos con degustación y el otro a la carta, ambos no eran nada baratos y como no teníamos mucho tiempo no comimos ahí.
A saber: este tipo de actividades son generalmente caras.
En todo Chile vamos a tomar pisco riquísimo, vinos espectaculares y un nuevo ingrediente que adquirí en mi portafolio de sobres es el merken , un pimiento típico de esta zona que lo vamos a ver en salsas, carnes y en el mojo de todas las paneras de los restaurantes, como pil pil. Yo que soy amante de lo picante quede fascinada!
Recomiendo mucho ir a chile a comer y pasarla bien porque además de tener una muy buena gastronomía, tiene paisajes divinos y para las que nos gusta las compras esta muy barato.
Precio por persona en un restaurante: $900 con entrada, plato y vino.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s